29 julio 2008

Vivir Rodando: Directores

El otro día en mi restaurante chino favorito "La Rata Dorada" me salió esta frase en mi galletita de la fortuna: "Dirigir una pelicula es como robar un banco". De hecho lo es. Reunes al mejor equipo que puedas encontrar, el especialista en cajas fuertes (Dire de Foto), el conductor especialista en fugas (El jefe de producción) etc... Luego planeas el robo, haces cientos de Storyboards piensas una y otra vez sobre que puede salir mal, porque no te quepa la menor duda de que ¡Algo va a salir mal!, engañas, robas, mientes, todo por la película... Y luego llega el primer día de rodaje yyyyy Bang! Te ves corriendo por la calle como el Señor Rosa en Reservoir Dogs con la bolsa de joyas rezando porque no te pille la policía... Así es un rodaje, correr y rezar para que no te maten.

Un equipo de rodaje con un par de pelotas

Segunda "galletita" del día (Como veis Paco sigue haciendo esfuerzos porque le echen del "maravilloso mundo del cine") En mi opinión hay dos tipos de directores: Los buenos directores que se preparan la película, ensayan con los actores, planifican meses antes dibujando Storys y plantas de rodaje como cabrones... y luego están los directores "que se creen unos genios" y no planifican una mierda. El problema es que ahí afuera hay un montón de directores que se creen unos genios. Kubrick solo hay uno. Y me juego las pelotas a que el cabrón se preparaba a muerte.

Lo normal es que un director prepare su Storyboard (o lista de planos, o como cojones quieras llamarle... Vamos, que traiga los deberes de casa) y el equipo sepa una cosa clave en el cine "¿Que coño se va a ver en la cámara?". Si tu equipo tiene el Storyboard sabe que es lo que tiene que preparar para ese día... Para los lectores no acostumbrados a un rodaje voy a poner un ejemplo. Una escena de batalla. Producción ha preparado 200 extras vestidos de época. Ha cerrado una plaza. Efectos especiales ha preparado bolsas de sangre y explosivos para los disparos. El equipo de arte ha estado todo el día preparando una gillotina gigantesca que se ve de fondo aunque nadie les ha dicho si va a salir en plano o no. Lo mismo el equipo de vestuario. Están exhaustos después de trabajar toda la noche. Y nadie sabe que quiere "mostrar" el señor director porque no ha enseñado su Story al equipo ni le ha dicho qué o cómo va a rodar. (Traducido: Mientras todo el mundo trabajaba cubriendo todos los angulos posibles de visión (horas y horas de trabajo) el director ha estado tocándose las pelotas).


Sigamos, llega el señor director al set. Silencio. 100 personas, mas 200 extras esperan a que "el director" coloque sus manitas creando "cuadros imaginarios" durante dos horas porque "no tiene muy claro por donde quiere empezar a rodar". 300 personas paradas dos horas (Haz cuentas producción!) porque el dire esta "pensando". Al final el director habla (Música de "Asi habló Zaratustra!")... "He pensado que quiero rodar la batalla de una manera más intimista"... ¿Intimista?... Eso significa que la puñetera gillotina de 5 metros no va a salir en plano porque ya es tarde y el sol está en el otro lado, que la escena se va a resolver con 40 extras y que va a haber 160 extras comiendo gratis y un equipo cabreado. ¡Viva y bravo señor director!

Vale, he puesto un ejemplo exagerado, pero puedo jurar que en mis días de meritorio-comemarrones la mitad de los directores con los que me topé no solo no sabía planificar sino que como "se creían genios" se sentían insultados si alguien se lo sugería. (Aún recuerdo cuando trabajaba cargando muebles en un plató y le sugerí al director que podría faltarle un plano para contar mejor el episodio... un poco más y me despiden... Y al final acabaron rodando el plano)

Típica excusa de director vago:"Yo es que hasta que no esté en la localización (lugar de rodaje) no puedo planificar, yo veo los planos en el momento" ¿Que cóño tienes que ver si vas a rodar en una cafetería? Todas las putas cafeterías del mundo son iguales, hay una barra y mesas, y si no las hay que las pongan... Yo ahora mismo estoy haciendo el Storyboard de una escena en un bar, si el día de rodaje me encuentro que la puerta no está donde yo imagine ya cambiaré uno o dos planos pero cuando llego a rodar todos los miembros del equipo tienen que ir a matar! ¡¡¡Vamos a robar un banco, tíos!!!... Volviendo al ejemplo de los bancos, algunos directores les va más el estilo "Makinavaja", vamos a rodar sin preparar y ya veremos... y luego pasa lo que pasa.

Eh! tampoco estoy diciendo que lo que yo hago sea lo mejor del mundo (Aqui estoy como un "junlai" dibujando un viñetitas en vez de estar bañandome en la playa) es una cuestión de respeto. Respeto por el trabajo de los demas. Si la gente se está partiendo el culo por tu pelicula, cabróncete, muestra un poquito de respeto y tráete el trabajo hecho de casa. Porque si no amas esto del Cine, si no vas a trabajar 28 horas al día durante 4 meses, si no te vas a dejar el alma... échate a un lado que hay una cola de gente esperando para "contarnos su película".

En mi opinión esto tiene un poco que ver con "El pensamiento de escuela". No digo que sea malo "estudiar Cine" (Cosa que yo no he hecho... yo he visto cine) pero cuando entras en la escuela ya te separan por "departamentos", los guionistas, los montadores, los de producción... y los directores (fanfarrias!) apártense, que van a pasar los señores directores!... Bufff mal empezamos... Recuerdo una anecdota que me pasó en un anunció que rode hace algún tiempo, estabamos unos días antes de rodar repasando el storyboard con el equipo de dirección y comimos unas pizzas y comida china, cuando terminamos me levante y empecé a recoger las cajas y las latas, uno del equipo (recién salido de la escuela) me dijo: "No recojas eso, que lo haga producción"... Pensé, ni siquiera estamos en rodaje y ya estamos marcando el territorio de "los señoritos de dirección"... Me reí y le dije "¿Y tú es que no tienes manos, cabrón? Anda y recoge!".

Para terminar con el tema de los directores(y con mi carrera en el cine) , creo que ahí afuera hay un montón de directores con talento, sobre todo en esta nueva hornada de gente joven (Paco Plaza, Koldo Serra, Rodrigo Cortes, Jorge Sanchez Cabezudo...) pero también hay mucha gente que confude dirigir con "ser un genio", con gritar a los demás, con maltratar a los actores y al equipo, con no preparar nada y que todo el equipo trabaje el triple por si acaso... Como decía mi abuelo tienen "complejo de polla pequeña" y tratan a la gente como una mierda para compensar. Así que maquilladores, auxiliares de producción, chicos de los bocadillos... la próxima vez que un director incompetente os grite, no lo dudeis... "Polla pequeña".

4 comentarios:

Ganon dijo...

Coño Paco, este blog deberia usarse en todas las escuelas de cine, para todos aquellos que creen (yo mismo) que trabajar en el cine es un camino de rosas. Por cierto me aceptaron en Tomares, estoy deseando empezar para, algún día, poder robar algún banco... o estanco aunque sea.

Paco Cabezas dijo...

Enhorabuena! A pesar de mis reticencias a las escuelas Tomares es un buen sitio para empezar y conocer a gente tan apasionada como tú. Abrazotes. Paco.

chumari dijo...

Me he acordado de repente de Star Wars (ejem).

No se si os he contado que estuve trabajando como "runner" en el rodaje del Episodio II de Star Wars, para el trozo que rodaron en Sevilla, en la plaza de España.
Había unos 40 o 50 extras vestidos de ciudadanos de Naboo, cada uno con una ropa de diseño que costaba un HUEVO de pato, traída exclusivamente de EEUU. La plaza entera cerrada, un día entero de rodaje, caravanas de maquillaje, limusinas, policía a cascoporro y miles de fans agolpados en las rejas.

Creo que la pasta que se gastó para rodar aquella escena es más que lo que ha costado "El Orfanato".
Mirad la escena en la peli. Son como 7 segundos. Había viñetas de Storyboard? Sí. Tres.

Unos tanto y otros tan poco.

otro que se va a quedar sin trabajo dijo...

Vaya, así que los dibujines esos de los storyboards sirven para algo. No son sólo la versión cómic-pobretona para el caprichoso sr.polla pequeña...

Las cosas que aprende uno.